Pequeña Historia de la izquierda en Andalucía, alguien tenía que contarlo

Este texto me he animado a escribirlo después de leer demasiados análisis y reflexiones cortoplacistas sobre los resultados de las pasadas elecciones autonómicas en Andalucía, donde se pone el foco en los últimos meses, o como mucho el último año, sin hacer un análisis de como hemos llegado a esta situación.

Para comprender la situación a la que ha llegado la izquierda en Andalucía hay que remontarse a 2014, cuando en el primer congreso de Podemos Teresa Rodriguez junto con Echenique presentaron una alternativa a Pablo Iglesias como secretario general de Podemos, con el nombre de “Sumando Podemos”, bajo la bandera de la democracia interna, la participación y la pluralidad. Después de Vistalegre I Pablo Iglesias termina nombrando Echenique coordinador de organización, y a Teresa Rodriguez le entrega Podemos Andalucía y le da libertad total para hacer lo que quiera, y no fue precisamente un modelo plural, democrático y participativo lo que ambos pusieron en marcha.

Teresa Rodriguez toma el control de Podemos Andalucía y todo lo que proponían desde “Sumando Podemos” de mayor democracia se olvida a la velocidad de la luz. En las primeras votaciones para elegir los consejos ciudadanos en cada municipio, aprovechan la estructura de Anticapitalistas y establecen candidaturas afines en todas las ciudades importantes de Andalucía. Eran los años de las primeras diferencias entre Pablo Iglesias y Iñigo Errejón, por lo que se traslada la dicotomía Iglesias/Errejón a las ciudades andaluzas.Estos movimientos generan un clima de candidauras “de la Tere” y candidaturas de los “Errejonistas”, en una alianza de Pablo Iglesias con Teresa Rodríguez, creando una situación en la que obligaban a la militancia de Podemos a elegir entre bandos, militar en Podemos sin ser de los “de la Tere” o de “los Errejonistas” era predicar en el desierto.

En las andaluzas de 2015 donde Podemos consigue un 16,86% de votos y IU un 5,77%, los parlamentarios fueron elegidos por primarias y en el grupo parlamentario conviven diputados de distinta procedencia.

Podemos Andalucía trabaja solo con ciudades en la que hay consejos ciudadano municipales controlados por anticapitalistas, aquellas ciudades donde anticapitalistas no tiene el control, son aisladas. Desde el sector Anticapitalistas comienzan a usar el poder que tienen en Podemos para tratar de construir otros espacios políticos que estructuralmente estén fuera de Podemos, pero que estén controlados por el sector Anticapitalista de Podemos, como fue en un principio “Municipios por el cambio”, en teoria un espacio de coordinación entre candidaturas municipalistas, en la práctica, un espacio dirigido desde el círculo cercano a Tere que ni siquiera llegó a cuajar.

En noviembre de 2016 se produce la renovación del consejo ciudadano andaluz y Teresa Rodríguez vuelve a ser elegida secretaria general de Podemos Andalucía, y la pugna Pablo Iglesias vs Errejón vuelve a tener su reflejo en Andalucía, mientras que Pablo apoyaba la candidatura de Teresa Rodríguez, desde el entorno de Iñigo Errejón trataron de unificar sin éxito las dos candidaturas alternativas a Teresa Rodríguez.

Con el beneplácito de la dirección estatal de Podemos desde Anticapitalistas siguen copando todos los cargos en las distintas ciudades, relegando a quienes no siguen las pautas de Anticapitalistas, esta dinámica se produce con apoyo de Podemos desde Madrid, que tratan de evitar la presencia en cargos orgánicos por parte de afines a Iñigo Errejón.

A estas alturas estas dinámicas imposibilitan una participación amable en Podemos por parte de activistas más o menos independientes, o simplemente no alineados, todos se etiqueta como “Anticapi” o “Errejonistas”.

Ya en 2017 comienza a ser vox populi que desde el sector de Anticapitalistas querían construir una escisión de Podemos, y que la tratarán de construir parasitando Podemos, aprovechando el poder orgánico que tienen para construir otra organización independiente de Podemos, pero desde Madrid deciden que era más importante combatir el “Errejonismo” que combatir la deriva de Podemos Andalucía.

A principo de 2018 desde anticapitalistas registran el partido político “Marea Andaluza”, este es el primero de los 3 partidos que se registran desde el sector de Teresa Rodriguez mientras siguen formando parte de Podemos. La denominación proviene de “Por Una Marea Andaluza” nombre de la candidatura al Consejo Ciudadano de Teresa Rodríguez. Este registro se produce mientras ya se estaba negociando con IU acudir juntos a las próximas elecciones y provoca tensiones con la dirección estatal de Podemos.

De cara a las elecciones andaluzas de 2018 en Andalucía IU y Podemos irían juntos tras el cambio de estrategia de ambos partidos a nivel estatal, pero en vez de usar la marca “Unidas Podemos” deciden ir en coalición bajo la marca “Adelante Andalucia”, en esta coalición se incluyen también dos pequeños partidos andalucistas, Izquierda Andalucista, fundado 2 años antes por los sectores más de izquierdas tras la disolución del Partido Andalucista, que tenían en 2014 un 1,52% de votos, y primavera andaluza, fundada en 2012 y que nunca se habían presentado a unas elecciones.

No se producen primarias en Adelante Andalucía, sino que cada formación política hacía sus propias primarias y después tienen que llegar a un acuerdos entre ellos. La estrategia fue colocar candidatos de IU en las provincias donde candidatos no afines a Anticapitalistas habían ganado las primarias, el resultado es que con un 16,18% de votos consiguieron 17 diputados, 6 fueron de IU y 11 de Podemos, los 11 diputados de Podemos todos afines a Teresa Rodríguez mediante esta técnica que hacía inservibles las primarias.

Poco después, de cara a la elecciones generales de abril de 2019, desde la dirección estatal de Podemos usan la mimas técnica, siendo todos los diputados andaluces al congreso de los diputados afines a Pablo Iglesias. Todo parece indicar que existía un pacto entre Pablo Iglesias y Teresa Rodríguez, de reparto de poder, mediante el cual los Anticapitalistas de Andalucía renunciaban a conseguir diputados afines en las elecciones generales a cambio de tener todos los diputados autonómicos afines, de esta manera Anticapitalistas hace imposible la militancia en Podemos Andalucía, sin ser afines a su estrategia, y Pablo Iglesias aislaba a las personas afines a Iñigo Errejón.

En las elecciones municipales de 2015, donde Podemos no se presentó, surgieron candidaturas de lo más variointas, coaliciones, candidaturas municipalistas o marcas blancas de Podemos, pero IU no participó de la mayoría de estas candidaturas. En las siguientes elecciones, las municipales de 2019, IU y Podemos Andalucía apuestan por acudir conjuntamentes, en cierta manera obligados por la estrategia estatal donde IU y Podemos pretendían reeditar la coalición “Unidas Podemos”. En lo que se pusieron muy rápido Anticapitalistas y IU-Andalucía fue arrasar con cualquier espacio no alineado, de nuevo un reparto de poder entre IU y Podemos Andalucía deja fuera a las candidaturas municipalistas, los únicos espacios políticos donde todavía existía militancia no alineada bien a Podemos-Anticapitalistas o bien a IU. Aún así IU se presenta en muchos pequeños municipios en solitario, ya que si la militancia en Podemos en las ciudades es pequeña, en pequeños municipios es inexistente. IU consigue en Andalucía 500 concejales, frente a los 35 de Podemos, y solo una candidatura municipalista, Ganemos Jerez, consigue representación en un ayuntamiento importante de Andalucía. (ver comentarios)

Pocos meses tardaron para que prácticamente todos los grupos municipales de Adelante Andalucía de los ayuntamientos más importantes sufrieran tensiones, ya que no había ninguna intención por parte de el sector de Anticapitalistas de entenderse con IU, en la mayoría de ciudades funcionando prácticamente por separado.

En estas elecciones municipales Iñigo Errejón ya había abandonado Podemos y Más Madrid gana las elecciones municipales a Podemos, que Iñigo Errejón abandonara Podemos hizo que Pablo Iglesias ya no necesitara a Teresa Rodríguez para mantener a raya a los afines a Iñigo Errejón, y se comienza a ser consciente de la situación de Podemos en Andalucía. El sector de Anticapitalistas ya tenían decidida la salida de Podemos, pero la estrategia fue no abandonar sus puestos orgánicos en Podemos y en los Consejos Ciudadanos Municipales, manteniendo un control total de Podemos Andalucía mientras preparaban su salida.

En diciembre de 2019 desde Anticapitalistas registran un partido político con la denominación “Adelante Andalucía”, creando fuertes tensiones con IU ya que se estaban apropiando del nombre con el que conjuntamente habían concurridos a las elecciones autonómicas y municipales, la intención de Anticapitalistas desde entonces fue tratar de apropiarse de la marca Adelante Andalucía con la que poder concurrir a unas futuras elecciones andaluzas.

Poco después, en febrero de 2020 Teresa Rodríguez y Pablo Iglesias escenifican en un video la ruptura de Podemos con Anticapitalistas. En marzo sería la tercera asamblea estatal de Podemos y esta vez ya no concurrirían a ella los anticapitalistas que mostraron su rechazo al gobierno de coalicion.

La incertudumbre del adelanto electoral y no tener claro a que calendario se enfrentarían hacía que el clima fuese de lo más enrarecido posible mientras los Anticapitalistas planificaban como apropiarse de parte del capital político de Podemos e IU.

Por el otro lado Podemos trata de establecer una nueva estructura en Andalucía, sin ningún tipo de militancia, solo podían contar con personas determinadas a las que darles cargos territoriales. Y por último, Más Pais, después de los buenos resultados, tratando también de “montar” una estructura andaluza, pero tanto Podemos como Más País poco pueden encontrar vivo entre los escombros que han dejado estas estregias de luchas de poder.

En estos momentos la coalición Adelante Andalucía la componen dos pequeños partidos políticos andalucistas, más IU y Podemos, no obstante IU y Podemos en realidad no estaban en posiblidad de bloquear ninguna decisión ya que los representantes de Podemos eran afines a Anticapitalistas, preveyendo que los representantes en el futuro fuesen fieles a Podemos, el 12 de Mayo añadieron a anticapitalistas como nuevo miembro de Adelante Andalucía, al mismo nivel que las otras 4 fuerzas política, por lo que IU y Podemos se quedaban en minoría.

El mes siguiente registran el partido Anticapitalistas Andalucía, el 22 de Junio, ese verano fue de auténtica guerra, uno de los campos de batalla principales fue el dinero institucional de la coalición, que va a los partidos políticos, ya que el dinero correspondiente a Podemos estaba bajo control de Anticapitalitas, por lo que IU, con poder sobre esas cuentas, derivó el dinero de Podemos a Podemos, y Anticapitalistas denunció estos movimientos en las diputacionesde Huelva y Málaga. Este movimiento sirvió de coartada para dejar a IU sin control de los perfiles de Adelante Andalucía en redes sociales, pero el movimiento que terminó por hacer insostenible cualquier tipo de relación fue que Teresa Rodríguez, junto con el resto de parlamentarios afines, crean una cuenta corriente sin apoderados de Podemos ni de IU y comunican al parlamento andaluz el cambio de la cuenta donde recibir el dinero institucional, lo que provoca finalmente la expulsión del grupo parlamentario andaluz de los diputados que firmaron esa carta (los 11 diputados candidatos de Podemos y afines a Anticapitalistas).

A partir de este momento comienza un año 2022 pensando en un posible adelanto electoral en Andalucía, Podemos tiene que reconstruir su estructura territorial mientras en muchos territorios las figuras más representativas de anticapitalistas abandonan cargos en Podemos pero siguen manteniendo personas afines en distintos cargos orgánicos. En junio de 2021 desde Podemos expulsan de los grupos municipales, a través de IU, a los concejales de Podemos fieles a Anticapitalistas ya que se prevee que se presenten contra Podemos y IU en las próximas elecciones.

En mayo de 2021 Más Pais se convierte en segunda fuerza politica en las elecciones autonómicas de Madrid, por encima del PSOE, y con más del doble de votos que Podemos, lo que en cierta manera convierte a Más Pais en un nuevo actor con cierto peso, de cara a las autonómicas que Juanma Moreno termina anunciando en abril de 2022.

Finalmente Anticapitalistas se hace con la marca Adelante Andalucía, y el resto de partidos, principalmente Equo, Más Pais, IU y Podemos, inician unas negociaciones entre fuerzas que, excepto IU, no tienen prácticamente militancia activa ni estructura en el territorio. Podemos funciona al dictado de Madrid, que pedía luchar hasta el último minuto porque la coalición tuviese algún tipo de referencia a la marca Podemos, ya fuese a través de un candidato reconocido de Podemos, o a través que “Podemos” apareciese en el nombre de la coalición.

La lucha de Podemos por visibilidad es incompatible con el resto de fuerzas políticas que apostaban por constuir una candidatura que pudiese subirse al carro de una futura plataforma en torno a Yolanda Díaz, las claves que se señalaban fueron un candidato independiente, y una marca no identitaria.

Podemos lucha hasta el final por imponer su candidato, o añadir “Podemos” al nombre “Por Andalucía”, llega un momento, pocos días antes del plazo para presentar la coalición, en el que toda la negociación está paralizada, Podemos usa el farol de ir solos a las autonómicas, finalmente cede tan en último minuto que no da tiempo a inscribir la coalición a tiempo, esta incidencia tuvo mucha repercusión en prensa y evidenció públicamente la situación.

La situación actual es que la izquierda andaluza está ahora en la UCI, el problema no es la falta de unidad, es la falta de cimientos, todos han estado luchando no porque la izquierda alcance buenos resultados, sino por conseguir aumentar su propia cuota de poder.


La situación actual no se solucion con unidad, o al menos no solo con unidad, los llamamientos que solo piden la unidad de las siglas, lo que están pidiendo es que los responsables que nos han llevado a esta situación, sigan a los mandos. Es una falta de respeto a los militantes no alineados, a aquellos que despertaron su interés por la política con el 15m, o con el nacimiento de Podemos.

Si la recomposición de la izquierda solo pasa por que se lleven bien un grupo de no más de 10 personas, que son las que ahora controlan las distintas marcas en Andalucía, no va a ser suficiente para disputar la hegemonía de la izquierda al PSOE, que es en lo que deberíamos estar en este momento histórico, donde el PSOE andaluz pasa por una crisis después de gobernar Andalucía durante 40 años.

Y recuperar militancia solo pasa por un traspaso de poder, de las cúpulas, a los militantes, y no se trata de poner en marcha campañas de marketing en torno a la participación, sino realmente de establecer espacios de participación y mecanismos de decisión reales, que signifiquen un contrapoder contra los aparatos de los partidos, y para eso no es solo necesario la “generosidad” de los distintos partidos, sino también el compromiso militante por parte de las personas más activas. Pedir unidad un mes antes, y un mes después de las elecciones, y después ser ajeno a lo que ocurre, renunciar a incidir en estos procesos, es lo mismo que solo votar cada 4 años, no es suficiente, los partidos necesitan tener militancia, y sobre todo que sea una militancia activa y crítica.

Por último tenemos que ser conscientes de que existe un obstáculo a esta participación, y es la desconfianza, vamos a tener más complicado que en 2015 atraer a quienes participaron con ilusión del 15m, y/o de las primeras asambleas de Podemos, y que han visto como los que hablaban de participación y pluralidad se han dedicado a guerras de poder y a aniquilar al contrario.

 

 

 

 

DEP Sebastián González

Conocía de vista a Sebastián González, como nos conocemos de vista los que siempre vamos a las manifestaciones. Mi primer recuerdo cercano de él fue en la puerta de Hipercor, en la Huelga General de 2002, haciendo una cadena humana, él estaba juntó a mi enlazando su brazo izquierdo con mi brazo derecho, y su brazo derecho enlazado con el compañero que tenía a su derecha, podrían ser las 6 o las 7 de la mañana, nos habían avisado que a los trabajadores de Hipercor les habían “pedido” que se fuesen a currar una hora antes de lo normal, para evitar piquetes.

El Hipercor siempre ha sido un símbolo de las prácticas antisindicales, recuerdo la historia de una amiga mía, hija de un compañero de Sebastián, que salió llorando de una entrevista de trabajo en el Hipercor porque le dijeron que nunca trabajaría en Hipercor siendo hija de un sindicalista. Así eran los 80s, los sindicalistas habían crecido en un mundo, donde hacer huelga te llevaba directamente a la cárcel, aquello que suponía cierto estrés y nerviosismo en mí, me imagino que para él sería una más de tantas.

Frente a nosotros, varios trabajadores y trabajadoras de Hipercor, en esa puerta se fueron acumulando unos 10 o 15 trabajadores, su actitud por supuesto era muy diversa, la mayoría se encontraban ahí forzados y muy incómodos, otros sin embargo tenían asumido el discurso antisindicalista.

Uno de los trabajadores, de los más jóvenes, trató de “asaltar” el cordón humano eligiendo lo que consideró el eslabón más débil, y se dirigió directamente a Sebastián González, quien creo recordar ya por entonces llevaba el bastón.

La decisión que desde un punto de vista bélico, podría ser la más acertada, en la práctica fue la más equivocada, ya que esa acción no contó con la simpatía de sus compañeros, que observaban perplejos como se enfrentaba a un “señor mayor”, él creía que estaba ante un escenario bélico, que se trataba de ver quien era más fuerte, y él se convirtió en el débil y avergonzado cuando descubrió que no iba de eso.

Por supuesto que el menos escandalizado por esa acción fue Sebastián, yo por aquel entonces no lo entendía, pero él ya se había enfrentado a situaciones que convertía esta en una anécdota más, que te descubre (en mi caso) o te recuerda (en su caso) como las personas podemos hacer las mejores o peores cosas según nuestras circunstancias.

Mi vivencia política, siempre me llevó por vías muy críticas a las grandes centrales sindicales, por no decir incluso enfrentadas, pero nunca hice un discursos llamando traidores a las personas que vivieron esos duros momentos históricos, y muchos menos culparles de la deriva clientelista.

De hecho durante el 15m, donde muchos desplegaban un discurso que cuestionaba la transición, pasaban a mi parecer demasiado rápido de cuestionar el sistema actual a cuestionar a los que lucharon por traer una democracia formal a España, a estas personas, les debemos, que hayamos podido hacer cosas como el 15m sin acabar todos en la cárcel.

Para mi el 15m lo construimos gracias la libertad que ganamos con la lucha de estas personas, y la crisis del sindicalismo, la ley mordaza o la reforma laboral del PP, la tenemos porque no luchamos lo suficiente, o los suficientes, porque la gente como Sebastián, que por aquel entonces tendría 65 años, estaba ahí, a las 7 de la mañana.

Durante el 15m Sebastián González estuvo también allí, al contrario de algunas personas de su generación, que desconfiaban y no entendían como se generaron aquellas movilizaciones sin una organización fuerte y bien estructurada detrás. Él me mostró su apoyo a lo que hacíamos, y allí estaba, en la plaza, se le notaba feliz observando todo lo que se generaba, en su inmensa sabiduría, desde la humildad, siempre acompañado de su gente, Sebastián, siempre estaba donde había que estar.

Yo, gracias a no tener hijos, no caigo en ese pecado de querer que nuestra descendencia sea una extensión de nuestra vida, así que uno simplemente piensa en que quedará de lo que dejamos en este mundo. Lo que hacemos cada día, lo que decimos, o incluso lo que no hacemos o no decimos, incide en este mundo y lo transforma, todos al final somos eternos porque nacemos en un mundo creado por nuestros antepasados, y todas nuestras acciones, e inacciones, dejan una huella en este mundo, lo transforma, y se lo entrega a nuevas generaciones. Por eso, somo eternos.

A mi me gustaría, que cuando deje este mundo, de las semillas que he ido dejando día a día en este mundo, florezcan una milésima parte, de lo que las semillas que Sebastián González ha ido dejando durante todos sus años de vida.

DEP Sebastián González

La división de Roma (relato-ficción)

Publicado originalmente en https://lareplica.es/la-division-de-roma-relato-ficcion/

Se separó la ciudad en dos. En la zona azul los ciudadanos podían circular libremente, estaban abiertos bares, tiendas, parques y cines. En estos establecimientos trabajaban los ciudadanos de las zonas rojas, que solo podían salir de su respectiva zona para acudir a esos puestos de trabajo; fuera del horario laboral sólo podían permanecer en su zona, donde estaba prohibido acudir a parques, bares y tiendas estaban cerrados, algunas casas de apuestas eran la única oferta de ocio a la que podían acceder. Mientras que los ciudadanos de la zona roja solo podían estar en su zona, los ciudadanos de una zona azul podían moverse libremente entre zonas azules.

La primera división se hizo a raíz de una pandemia que azotó el mundo. Esta ciudad fue de las primeras en sufrir los efectos de la pandemia; se rumoreaba que un estudio censurado afirmaba que la mayoría de contagios se producían en el metro, un ferrocarril subterráneo en el que en aquella época viajaban decenas de personas en un mismo vagón, con solo unos pocos asientos. En las horas de entrada y salida de los trabajos, la mayoría de viajeros debían viajar de pie, con apenas unos centímetros de distancia entre ellos. En aquellos años se usaban unas rudimentarias mascarillas que reducían el radio de distancia sobre el que una persona podía contagiar a otra. Era complicado con estas mascarillas que un camarero o un jardinero de estas zonas pudieran exportar el virus a los clientes mientras trabajaban, pero las condiciones de viaje en estos vagones eran la principal fuente de contagio.

foto: Danielle Rice

Antes de la pandemia se redujeron la mayoría de los servicios sanitarios, sobre todo en la zonas rojas, que fue la que sufrió las consecuencias del virus con mayor intensidad. El virus se estaba extendido por toda la ciudad. La diferencia no era demasiada; en todas las zonas se contabilizaban decenas de muertes cada semana, el doble o el triple que cualquier otra ciudad del país, pero se puso de excusa la mayor alta incidencia de la pandemia en estas zonas para dividir la ciudad en dos, una próspera y libre, y otra partimentada.

Durante la pandemia se fueron tomando distintas medidas que distanciaron ambas zonas de la ciudad cada vez más: se crearon vagones de metro diferenciados por zona, los vagones rojos iban repletos de personas que los usaban para trabajar, estando casi siempre vacíos menos en los horarios de entrada y salida de los trabajos, donde una avalancha de trabajadores acudían o volvían de sus respectivos puestos de trabajo. Los vagones azules, por contra, iban casi siempre medio vacíos. Cuando se producía una concentración de demasiadas personas en el metro, normalmente debido a jóvenes que acudían a algún concierto o fiesta popular, era un escándalo nacional que ocupaba la primera página de los principales periódicos de todo el país. Sí, a pesar de que ya existía Internet desde hacía décadas, todavía se imprimían periódicos, aunque lo compraban solo personas mayores nostálgicas de otros tiempos.

Tres años después, la humanidad superó esta pandemia, durante estos años se había establecido una legislación laboral y de movilidad que regulaba los permisos de salida de las zonas rojas, con localización GPS (el LPW de ahora), permisos para concentraciones y celebraciones en zonas rojas e incluso el salario mínimo era distinto según vivieras en la zona azul o en la zona roja.

Foto: Dr. Zito

Las dificultades administrativas para derogar todas estas normativas fue la primera razón para continuar con la división varios meses en los que los únicos contagios se habían producido lo sufrieron algunos ciudadanos de la zona azul que venían de viaje (los ciudadanos de la zona roja no podían viajar). Pero también se alababan desde los medios de comunicación las ventajas que producían muchas de estas medidas; muchos locales de ocio pidieron que si se unificaba de nuevo la ciudad, se permitieran locales solo para azules.

La economía mundial se recuperaba espectacularmente. En solo un año el salario medio de la zona azul subió de 2.399 a 6.531 y el de la zona roja de 756 a 1.199, todos los medios coincidían en que eliminar la división sería un desastre económico, por lo que en dos años apenas se eliminó ninguna restricción. Había muchas personas, de ambas zonas, que tenían miedo a perder su empleo, o algún privilegio, por lo que llamaban «el caos de la unificación», una teoría que decía que si una sociedad ordenada, la desordenas, cunde el caos en la sociedad y en la economía. Había pancartas y luminosos con esta frase u otras parecidas, incluso a los que se oponían le llamaban «los del kaos», porque había muchas viviendas vacías en la zona azul y se temían una avalancha de ocupaciones, las televisiones recuperaban documentales sobre casos de ocupación de años anteriores a la división.

Los trabajadores de la zona azul que trabajan en alguna zona roja, sobre todo funcionarios de la administración y policías, tenían un plus en el sueldo, más vacaciones e incluso en caso de un incidente con una persona de la zona roja, tenían presunción de veracidad ya que solo iban a la zona roja a ejercer su función, pudiendo sancionarles si simplemente se tomaban un café en un bar de la zona roja.

Aún así a la mayoría de funcionarios (e incluso policías) les gustaba el modo de vida de la zona roja; pedían esos destinos porque cobraban más, y no era extraño verlos en bares y en fiestas. Muchos incluso tenían sus familiares en la zona roja.

Esta norma que prohibía a los funcionarios hacer algo más que no fuera trabajar en la zona roja solo se usó para perseguir a colaboradores con un grupo clandestino de la zona azul contrarios a la división. Ellos trataban de apoyar a grupos de resistencia dentro de la zona roja, bien con ayuda humanitaria, o protegiendo a perseguidos políticos. Muchos funcionarios que vivían en la zona azul y trabajaban en la zona roja a menudo colaboraban con personas con orden de captura para moverlos de una zona a otra. Si no había pruebas sobre un funcionario de el que se sospechara usaban esta prohibición por motivos sanitarios para sancionarlo.

La sanción más famosa fue la del vicepresidente del gobierno de aquella época. Era una persona molesta, crítico a estas medidas, que se le fotografió en una reunión con un grupo de apoyo vecinal de la zona roja, reunión a la que acudió sin el permiso administrativo correspondiente. Aunque la sanción económica no era un problema para el poder adquisitivo que tenían los políticos en aquella época, los medios de comunicación consiguieron que el presidente del gobierno destituyera a su vicepresidente, y a dos ministras y un ministro afín, estableciendo un nuevo gobierno que aplicaría este modelo exitoso a lo largo y ancho de todo el país.

Congreso anual

Todos distintos y todos iguales, negros y blancos, inmigrantes y autóctonos, mujeres y hombres, la selección había sido hecho para representar a todes. Se repartieron el tema entre los simbólicos y los materiales, consideraron simbólico el feminismo, el cambio climático y el modelo de estado, y consideraron materiales las pensiones, la sanidad y la educación.

Y uno a uno, una a una, fueron pasando por el atril cada uno de los seleccionados por la Secretaría de Organización y Dinamización Democrática, y todos dijeron lo mismo, sobre distintas cosas, de distinta manera. Todos recibieron una cantidad de aplausos proporcional a su popularidad, fueron felicitados por amigos y extraños y volvieron a sus despachos a leer y escribir emails sobre como los poderosos abusan de los más débiles, y como iban a terminar con eso. Se reunieron con todes, con algunos se hiceron fotos expontáneas y sonrientes, y con otros se hiceron fotos serias y protocolarias.

Durante un año, hicieron lo que quisieron, en las manifestaciones en las que les dejaron, estuvieron en primera fila, en las televisiones le hicieron entrevistas y les invitaron a participar en debates y tertulias, acudieron a inaguraciones, conmemoraciones y desayunos organizados por los mismos poderosos contra los que luchan, e incluso alguno osó acudir sin corbata, y lo llamaron guerra cultural.

Y así pasó hasta una año, ese año que pasa entre congreso y congreso, y de nuevo, todes, mujeres y hombres, invitados, cargos electos y nombramientos a dedo, famosos y desconocidos, volvían a celebrar el mismo congreso, un congreso más importante que el del año anterior, como todos los congresos, con inesperadas sorpresas, como todos los congresos, con distintos temas, en un lugar distinto, con un nombre distinto, con los mismos objetivos y los mismos resultados.

Dibujo “EL MITIN ELECTORAL” de gotasdehumor.blogspot.com

La lucha hoy no está en las barricadas

Más allá de poética, la barricada ya no es un espacio de lucha, VOX no es el fascismo de falange, tratar al fascismo de Trump o Bolsonaro como si fuese el fascismo de falange o España 2000 solo va a conseguir tirar piedras contra nuestro propio tejado.

Todos tenemos en la memoria el fascismo de final del siglo XX, los cabezas rapadas, los neonazis, el asesinato de Lucrecia Pérez, etc., pero no es a eso a lo que nos enfrentamos hoy*.

(* Un apunte: el neofascismo de los 90 sigue existiendo y no lo niego, y en los últimos años hemos sufrido algunas agresiones xenófobas y homófobas en nuestra propia ciudad, pero no tiene la capacidad movilizadora de VOX.)

En la manifestación de ayer en Jerez vi dos perfiles, por un lado el perfil de la lucha antifascista y autodefensa de los 90, que vi representado en los “más mayores” de la manifestación (de mi edad pa’rriba), los símbolos de izquieras o anaquistas y la pancarta formaba parte de ese imaginario, ese “fuera fascistasde nuestros barrios” apela a la autodefensa callejera que tuvieron que hacer los jóvenes en los barrios obreros para luchar contras las agresiones fascistas.

Por otro lado había otro perfil mayoritario, de gente más joven, que apelaba a la libertad sexual, a la cultura, con un discurso (o al menos slóganes) menos agresivos, que apelaba más a la lucha por la libertad que a la autodefensa, un perfil más colorido y más expontáneo.

Esa dicotomía en la manifestación existe para mí desde que tengo uso de razón, entre unos movimientos identitarios representados principalmente por partidos y sindicatos y otros movimientos más positivos representados por movimientos sociales, que dio lugar a movimientos como el 15m.

VOX no es España 2000 ni Falange, su éxito electoral precisamente pasa por usar otros métodos distintos, más parecidos a los que han usado Trump o Bolsonaro, incluso todo indica que muy bien asesorados internacionalmente. Miremos a Brasil y Latinoamérica, donde son los movimientos feministas, ecologistas, LGTBI, etc. los que han cogido la batuta de la lucha contra la intelorancia, de lo contrario apelar a la lucha callejera, a contenedores ardiendo, a escaparates de multinacionales rotos, solo va a reforzar el discurso victimista del españolismo más rancio.

La tormenta perfecta

En las elecciones andaluzas se ha producido la tormenta perfecta, por un lado se ha producido una pérdida de confianza en las fuerzas progresistas, el PSOE que parecía recuperarse un poco con Pedro Sánchez se ha hundido en Andalucía y Podemos con IU no ha sumado ni sus propios votos. Por la derecha surge una fuerza nacionalista y reaccionaria.

La clave del vuelco electoral está en VOX, el Partido Popular ha perdido votos, también han perdido votos PSOE y Podemos/IU, en Cs aunque ha ganado votos, los votos que han ganado son menos de los que ha perdido el Partido Popular. El bipartidismo sigue hundiéndose, continua la tendencia iniciada en 2.011 que marca una continua bajada de votos de PP+PSOE, la novedad es que ese desapego de la ciudadanía a las organizaciones políticas clásicas le afecta ya también a Podemos.

Por la derecha Cs y PP ha derechizado su discurso, Cs comienza ya a situarse políticamente muy cercano al Partido Popular, siendo percibido por la sociedad como un Partido Popular 2.0, de ahí que no consiga ni los votos que pierde el PP.

Finalmente (iba a ocurrir tarde o temprano) se ha roto la base social del PSOE en Andalucía, y si pierde el gobierno y sus redes clientelares se acelerará, pero Adelante Andalucía no se percibe como nueva política, si no ha sido capaz de mantener a sus propios votantes, mucho menos de captar el voto que perdía el PSOE y aún menos ilusionar a quienes quieren algo más que un simple cambio de gobierno.

Hemos descubierto como en las últimas semanas el discurso más reaccionario se ha extendido entre nuestros vecinos, el mensaje del odio que culpabiliza a los inmigrantes de la pobreza ha calado en las clases populares. Produce perplejidad para quienes hemos luchado en las calles por la dignificación de nuestros barrios, contra los desahucios, por una sanidad y educación digna, veamos como esa población ve en la extrema derecha algún tipo de esperanza, como parecen haber olvidado que las situaciones de paro y pobreza que sufrimos especialmente en Jerez tiene responsables muy españoles (políticos) o no tanto (bancos), pero en cualquier caso no son los más pobres los culpables.

El enemigo contra el que hay que enfrentarse no es pequeño, Cs y VOX no estarían donde están si hubiesen tenido la misma vigilancia y fiscalización de los medios de comunicación que ha tenido Podemos, por eso luchar con las armas del sistema, hacer política con las herramientas clásicas de notas de prensa, comunicados, canutazos, carteles y mítines nos coloca en su territorio. VOX ha recibido un apoyo internacional de alto nivel y ha utilizado las mismas técnicas que han usado Trump en USA o Bolsonaro en Brasil.

Pero más allá de discursos catastróficos, el aumento de la derecha se debe más a la desmovilización o institucionalización de las fuerzas progresistas que a la movilización de la derecha, que también ha existido. Combatir el fanatismo va a ser tareas de todos, más allá de la política institucional, no tenemos los medios de la derecha por lo que nuestro mensaje debe ser difundido a través de una red de personas, colectivos y organizaciones con implantación territorial, y la candidatura debe ser una herramienta de estos movimientos, no se trata de que los movimientos sean una herramienta de la candidatura para alcanzar el poder, los movimiento no deben “apoyar” ninguna candidatura y mucho menos funcionar en base a estrategias electorales o de partido, como parecen sugerir Podemos e IU cuando hacen, ahora, un llamamiento a los movimientos sociales.

No se trata tanto como dicen algunas voces dentro de Podemos de “volver a los orígenes”, se trata de creerse realmente la construcción de otro tipo de organización política que empodere a la ciudadanía, la puesta en marcha de otros modelos de liderazgos menos personalistas y más populares.

Pero no que hay que ser es catastrofistas, lo que está pasando es que la sociedad lleva ya casi una década de crisis y empobrecimiento y pide ya un cambio profundo, conectamos con la sociedad cuando el 15 de Mayo de 2011 impugnando el modelo de nuestra democracia representativa y el excesivo poder de las oligarquías, conectamos con la sociedad cuando en 2015 promovimos candidaturas municipalistas que ahora gobiernan en varias ciudades, conectamos con la sociedad cuando las mujeres organizaron con éxito una huelga feminista, conectamos con la sociedad cuando salimos a la calle con los pensionistas y volveremos a conectar con la sociedad, con nuestros vecinos, si dejamos de preocuparnos por marcas electorales, por cargos, y construimos un movimiento que convierta este momento histórico en una oportunidad. España es en un pais de contrastes, un pais que a la vez que todavía conserva calles a fascistas ha sido pionero en el matrimonio gay y derechos sexuales, que la vez que conserva una adjudicatura machista es puntero en la lucha por la igualdad, mejor que buscar culpables (siempre en los otros) o flagelarnos, pongamos en valor la pluralidad de nuestra sociedad.

A vueltas con Desborda

Las primarias para el parlamento andaluz me produjeron una enorme tristeza que no me permitió ni escribir sobre ellas (solo podía votar en blanco o a toda una lista completa), pero han sido las primarias para las europeas, que comienzan hoy, las que me han animado a volver a insistir en señalar lo injusto de este sistema de primarias.

Una pregunta que se harán quienes se hayan presentado a estas primarias, y no formen parte de la lista “oficialista”, es ¿Tengo alguna posibilidad sin formar parte de la lista oficialista? Me he puesto manos a la obra, simulando distintas votaciones donde un grupo de personas vota a la lista oficialista, y calculo que % de votos tiene que conseguir un cadidato que no forme parte de esa lista para ganar alguna posición (entre la primera y la 15º)

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15
30% 30% 28.97% 27.93% 26.9% 25.86% 24.83% 23.79% 22.76% 21.72% 20.69% 19.66% 18.62% 17.59% 16.55% 15.52%
35% 35% 33.79% 32.59% 31.38% 30.17% 28.97% 27.76% 26.55% 25.34% 24.14% 22.93% 21.72% 20.52% 19.31% 18.1%
40% 40% 38.62% 37.24% 35.86% 34.48% 33.1% 31.72% 30.34% 28.97% 27.59% 26.21% 24.83% 23.45% 22.07% 20.69%
45% 45% 43.45% 41.9% 40.34% 38.79% 37.24% 35.69% 34.14% 32.59% 31.03% 29.48% 27.93% 26.38% 24.83% 23.28%
50% _ 48.28% 46.55% 44.83% 43.1% 41.38% 39.66% 37.93% 36.21% 34.48% 32.76% 31.03% 29.31% 27.59% 25.86%
55% _ _ _ _ _ _ 43.62% 41.72% 39.83% 37.93% 36.03% 34.14% 32.24% 30.34% 28.45%
60% _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ 39.31% 37.24% 35.17% 33.1% 31.03%
65% _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ 33.62%
70% _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
75% _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _

Cada fila es una simulación, la columna izquierda indica que % saca la lista mayoritaria y a partir de ahí calculo que % necesita un candidato independiente para conseguir alguna posición (desde la primera hasta la 15).

Esta tabla muestra unos resultados escandalosos, por ejemplo, si la lista mayoritaria consigue un 40% de votos, un cadidato que consiguiese un 33% de votos (es decir, un tercio) se situaría en 7ª posición. Otro ejemplo, si la lista mayoritaria consigue un 55% de votos se asegura las 6 primeras posiciones.

El sistema por lo tanto está diseñado para favorecer a la lista mayoritaria, por lo que lo más importante para ser elegido en unas primarias de Podemos no es tener el apoyo de una cantidad considerable de inscritos, sino pertenecer a la lista mayoritaria, que suele ser la oficialista.

A estas alturas ya tengo claro que no hay ninguna intención por parte del aparato de Podemos de que las primarias sean un contrapoder entre las bases y la cúpula, ni que sirvan para que la mayoría de inscritos se sientan representados.

Un sistema de votación realmente proporcinal que no favoreciese a la lista mayoritaria permitiría una mejor cohabitación dentro de Podemos de distintas sensibilidades favoreciendo la colaboración frente a la competición. Unas primarias que favorecen listas monolíticas, oficialistas y mayoritarias no incentivan ni la participación ni la pluralidad, muy al contrario reducen el espíritu crítico y generan seguidismo para “entrar” en la lista oficialista, generándose la misma dinámica que otros partidos que penalizan el espíritu crítico y premian la lealtad y la obediencia.

+ info:

Reglamento Primarias Podemos:

https://podemos.info/wp-content/uploads/2018/10/Reglamento_primarias_instituciones.pdf

Sobre Desborda:

http://blog.manje.net/2016/12/desborque-mucha-propaganda-poca-diversion/

Niña Lunares, Video de Presentación

Niña lunares es mucho más que lo que llaman “nuevo flamenco” o fusión, es esa música que no me puede faltar en el mp3, y que si encima tienes la suerte de verlos en directo puedes comprobar como consiguen una conexión con el público única.

Niña lunares es una voz jerezana que te habla al corazón, es una mujer guitarrista manchega cuyo mérito no es ser de las pocos mujeres guitarristas, sino de las mejores, es un cajón que trae el ritmo de vallekas por flamenco, una violinista que no toca el violín, hace magia con él, y el único hombre, el Mani, un artistazo que comenzó como palmero y ya compone y canta.

En definitiva, la Niña Lunares emociona, contacta con su público como nadie, es un grupo realmente auténtico, transmite verdad y tanto como grupo, como individualmente estos artistazos y mejores amigos tienen todavía mucho que darnos.

Vamos camino de una dictadura, y tú animando

Veo a toda la prensa con consignas claras, no soy capaz de ver un telediario sin ver una burda manipulación, en lo que se muestra y en lo que no, en los términos usados, nunca en mi vida he visto manipulaciones tan burdas en los informativos, en todos. Veo fascistas, de los de verdad, no fascistas en plan insulto, sino fascistas de verdad, de los que se dedican a menudo a salir “de caza” (agredir a homosexuales, mendigos, migrantes, etc.), ahora haciendo exhibiciones de odio y exaltación de los periodos más oscuros de nuestra historia mientras los medios hablan de ellos como “manifestantes con banderas de España”.

Los medios repiten el mantra del “estado de derecho” mientras usan las leyes, la fiscalía y la policía a su antojo. Retuercen la ley para censurar webs, se saltan el estatuto catalán para militarizar Cataluña, interpretan el artículo 155 al gusto o se usan unos autos judiciales carentes de coherencia jurídica como si fuesen textos sagrados e incuestionables de inspiración divina.

Pero lo que más me asusta y lo que al final permite que un estado se pueda comportar de esta manera son mis vecinos, amigos, familiares y conocidos que se tragan la visión más reaccionaria y anti-catalata sin cuestionarla, se tragan lo de una minoría de catalanes oprimiendo a quien hable o se sienta español, se tragan lo del adoctrinamiento en tv3 y en las escuelas sin cuestionarse ni un momento si la información que ellos reciben (y repiten) es objetiva, se creen eso tan loco del “referéndum ilegal” (solo es ilegal lo que está expresamente prohibido) o lo de la Guardia Civil, ese mantra de que la Guardia Civil solo está cumpliendo órdenes judiciales, y decir lo contrario te convierte en un radical, antisistema, y diez mil etiquetas más, pero realizar esas mismas acusaciones contra los Mossos es lo que se espera de un ciudadano de orden.

Realmente me asusta gente que conozco y que en redes sociales reacciona ante mis posts repitiendo lo que ven en la tele sin cuestionarse lo más mínimo la versión oficial, sin hacer un esfuerzo por tener una idea propia, sea cual sea, pero propia, y me asusta más cuando se trata de personas jóvenes y con suficiente capacidad para informarse por medios alternativos a los medios de masas.

En cierta manera se ha generado un clima de guerra, donde la población de cada bando considera que su nación tiene razón y que los otros son los malos. La situación es alarmante ya que comenzamos a hacer realidad citas que se hicieron en “tiempos de guerra, como la que dijo el senador estadounidense Hiram Johnson durante la Primera Guerra Mundial, “La primera víctima cuando llega la guerra es la verdad” o Erich Hartman (Segunda Guerra Mundial) que dijo que una guerra “no es más que un lugar donde jóvenes que no se conocen y no se odian se matan entre sí, por la decisión de viejos que se conocen y se odian, pero no se matan”.

Y yo, iluso, que creía que gracias a que Internet nos ofrece la posibilidad de acceder a medios de comunicación de todo el mundo, incluso la posibilidad de comunicar sin necesidad del permiso de un medio de comunicación, como hago yo ahora mismo, evita la manipulación que habitualmente han ejercido los estado totalitarios.

Porque aparte del control de los medios de comunicación, con internet o sin él, este grado de manipulación solo es posible con la colaboración de una gran cantidad de personas que no solo repiten la versión oficial sino que además se encargan de criminalizar, marginar y castigar, con distinto grado de intensidad, a las personas que no compartimos la versión oficial y además lo decimos.

Lo triste es que es muy probable que estas personas terminen sufriendo más adelante la represión gracias a haber estado ahora en silencio, o incluso alentándolo.